esta soy yo

cumplí 30. todo se cayó y todo creció. mi creencia de que toda buena reunión debe girar en torno a una buena mesa (de comedor, ratona o de esas que se plegan en las cocinas) empezó a tambalearse. la frase de mi sabia abuela “al cuerpo no hay que exigirle” se destruyó en los meses en los cuales los jeans dejaron de entrarme, las caderas no pararon de crecer y la celulitis se multiplicó. herencias malditas y años sin tomar en serio a mi cuerpo. no todo es culpa de los genes. también está bueno hacer algo.

el nombre de este blog es una guiñada al maldito charles bukowski, al cual conocí desde una cartelera de la facultad de humanidades donde estaba estampado su poema “sí, sí”. el texto me obsesionó durante años por frases como “cuando dios creó el amor no ayudó mucho (…) cuando dios creó el odio tuvimos algo útil/ cuando dios me creó a mí, bueno, me creó  (…) cuando te creó a ti durmiendo sabía lo que hacía”. así es que cuando le di vida al blog dije: “ta, cuando dios creó las caderas y que cada uno complete los tres puntitos como quiera”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s